8 señales de un vínculo traumático, no de amor

Bienvenido de nuevo. Se ha producido un gran declive en la salud mental en todo el mundo, por eso estamos comprometidos a crear más contenido que nunca. Gracias por ser parte de nuestro viaje.

¿Sabes lo que significa tener un vínculo traumático con alguien? Muchas personas asumen erróneamente que esto significa conectarse con alguien a través de un trauma compartido. Pero en realidad, un vínculo traumático es una característica definitoria de muchas relaciones tóxicas y abusivas, y a menudo es la principal razón por la que nos encontramos incapaces de dejarlas.

¿Qué es un vínculo traumático?

Un vínculo traumático se refiere al profundo apego emocional que alguien puede sentir hacia su abusador. Es más probable que se desarrolle en personas que tienen antecedentes de abuso, explotación o codependencia emocional en relaciones pasadas.

Los vínculos traumáticos a menudo se confunden con sentimientos de amor y compromiso hacia otra persona. Aquí tienes algunas señales para identificar si lo que estás experimentando no es realmente amor, sino un vínculo traumático:

1. La persona es encantadora de cara al exterior.

Si te dieran la opción, nadie elegiría tener una relación con alguien que actúe abusivamente hacia ellos. El problema es que las relaciones tóxicas no comienzan así y generalmente solo te das cuenta del abuso una vez que ya lo has experimentado.

Puedes desarrollar un vínculo traumático con alguien si son encantadores, dulces, cariñosos y parecen dignos de confianza, pero no te dejes engañar, puede haber algo más siniestro acechando debajo de todo eso.

2. Son emocionalmente impredecibles.

Es posible que te preguntes por qué las personas no simplemente abandonan las relaciones una vez que se dan cuenta de que son perjudiciales para ellos. Pero el problema es que es mucho más difícil detectar los vínculos traumáticos cuando están tan cerca y personales, en comparación con si los vieras sucederle a otra persona.

Esto se debe a que las parejas abusivas también pueden ser emocionalmente manipuladoras. Pueden maltratarte y desvalorizarte solo para regalarte amabilidad, disculpas y promesas de cambio al día siguiente. Esto sirve como refuerzo positivo para hacerte dudar de cualquier pensamiento de dejarlos.

3. Suelen desahogarse en ti.

Recuerda la última vez que esta persona, ya sea tu pareja, amiga o familiar, tuvo malas noticias o enfrentó un problema. ¿Cómo suelen lidiar con ello? ¿Suelen desquitarse contigo incluso cuando no has hecho nada malo? Podrían estar utilizándote como su saco de boxeo emocional y tú mereces algo mejor que eso.

4. Te aíslan de tus seres queridos.

Algunas personas pueden pensar que es bonito tener a alguien que los quiera solo para sí mismos y sienta celos de aquellos con quienes pasas tiempo. Pero hay una diferencia entre amar tanto a alguien que los quieres a tu lado todo el tiempo y trabajar activamente para aislarte de otras relaciones importantes en tu vida.

¿Se enfadan contigo por pasar tiempo con cualquiera que no sea ellas? ¿Intentan controlar con quién estás o te piden que te distancies de tus amigos y familiares? Si la respuesta es sí, eso es una señal clara como cualquier otra de que algo está mal.

TE PUEDE INTERESAR:   Señales del lenguaje corporal de atracción.

5. Niegas o minimizas su comportamiento abusivo.

A menudo, el signo más revelador de que estás en una relación destructiva es si te encuentras constantemente tratando de negar o minimizar las malas acciones de la otra persona.

Pasamos por alto todo el maltrato y minimizamos el abuso diciendo cosas como «no es tan malo» o «no me importa». En el momento, es más fácil para nosotros simplemente pasar por alto en lugar de enfrentar la terrible realidad de que la persona con la que estamos abusa de nosotros.

6. Siempre justificas su comportamiento.

En el momento en que ya no puedes negar o minimizar lo que la otra persona ha hecho y alguien, ya sea un familiar o un amigo, dice algo como «lo que te hicieron no está bien, no permitas que te traten así», es muy probable que sigas tratando de justificar y defender a la otra persona.

Incluso podrías sentir que mereces su maltrato. Una vez que comienzas a pensar así, es una señal crítica de que estás en un vínculo traumático y no en una relación amorosa.

7. Te estás volviendo cada vez más insensible emocionalmente.

¿Has notado que te sientes cada vez menos emocional últimamente? ¿Como si estuvieras desconectado y emocionalmente insensible?

Es posible que te sientas así porque subconscientemente es la forma en que tu mente lidia con todo el abuso que ha tenido que soportar de la persona a la que estás traumáticamente vinculado. No puedes soportar más dolor, miedo, ira o desamor, por lo que te alejas de todas tus emociones. No eres tan vibrante, hablador o expresivo como solías ser y ellos son la razón de ello.

8. Ocultas aspectos de tu relación a los demás.

Por último, pero quizás lo más importante, si comienzas a ocultar ciertos aspectos de tu relación a quienes te rodean, sabes que definitivamente algo está mal. ¿Por qué más intentarías encubrir lo mal que están las cosas entre ustedes dos?

La lealtad hacia una pareja abusiva es una característica distintiva de los vínculos traumáticos, por lo que es posible que te pongas a la defensiva o incluso te enfades ante los intentos de otras personas de intervenir en tu relación y ayudarte.

¿Te identificas con alguna de las cosas que hemos mencionado aquí? Si tú o alguien que conoces está atrapado en un vínculo traumático con alguien abusivo, no dudes en hablar y buscar ayuda profesional hoy. También puedes comunicarte con las autoridades que pueden ayudarte. ¿Encontraste útil este artículo? Cuéntanos en los comentarios a continuación.

Cuídate. Gracias por leer y nos vemos la próxima vez.

Deja un comentario