7 hábitos de personas con baja autoestima

¿Cómo te ves a ti mismo? ¿Eres seguro de quién eres o tienes dificultades para aceptarte? El valor y la autoestima son fundamentales para nuestro bienestar general, ya que pueden afectar nuestra forma de pensar, sentir y actuar hacia nosotros mismos, así como la forma en que permitimos que los demás nos traten. Aunque muchas personas creen que la baja autoestima se manifiesta en alguien que se sienta solo y no quiere hacer nada, en realidad puede manifestarse de diferentes maneras, algunas de las cuales pueden sorprenderte.

Siete hábitos de las personas con baja autoestima

1. Procrastinación: ¿Siempre pospones o evitas las cosas que tienes que hacer? Este hábito de procrastinar puede estar relacionado con la baja autoestima. Varios estudios han encontrado que las personas con baja autoestima tienden a postergar y demorar sus tareas con el fin de justificar un mal desempeño y resultados negativos. Esto les permite proteger su autoestima al culpar a las circunstancias y al poco tiempo disponible en lugar de su habilidad.

2. Pasividad: ¿Tomas medidas activas para alcanzar tus sueños o simplemente dejas que las cosas te sucedan? Otro hábito relacionado con la baja autoestima es la pasividad. Esto puede manifestarse en una falta de interés y participación en las actividades diarias, o en dejar pasar oportunidades sin pensarlo. Cuando tienes baja autoestima, puedes creer que no eres capaz de alcanzar tus metas o sueños, lo que resulta en una falta de motivación y determinación para intentar alcanzar lo que deseas.

3. Autocritica negativa: ¿Eres muy duro contigo mismo? La forma en que te hablas a ti mismo puede afectar tu actitud y comportamiento. Si tiendes a ser muy negativo hacia ti mismo, es probable que tu autoestima se vea afectada. Quizás seas excesivamente crítico contigo mismo, te culpes por cosas que están fuera de tu control o siempre te enfoques en los aspectos negativos en lugar de ver el panorama completo. Rodearte constantemente de críticas y negatividad puede afectar tu salud mental y emocional.

4. Aislamiento: ¿Has estado ignorando las llamadas y las invitaciones de tus amigos últimamente? Si bien es normal querer estar solo de vez en cuando, convertirse en alguien aislado puede convertirse en un motivo de preocupación cuando empiezas a aislarte de los demás durante mucho tiempo. La baja autoestima puede llevar a pensamientos y creencias negativas, como pensar que no mereces amistad o amor, o creer que eres una carga para los demás. Aislarte solo te hará rumiar más y alejarte de la realidad, por lo que es importante salir y reunirte con las personas para frenar esos pensamientos negativos.

TE PUEDE INTERESAR:   ¿Quién es más dañino mentalmente: psicópatas, sociópatas, narcisistas o empáticos oscuros?

5. Complacer a los demás: ¿Estás de acuerdo con planes aunque estés ocupado y no disponible solo porque no quieres disgustar a nadie? Cuando tienes baja autoestima, es posible que recurras a complacer a los demás para sentirte validado y aceptado. Si bien es importante ayudar y cuidar a los demás, puede convertirse en un problema si lo haces solo para obtener aprobación o si sacrificas tu energía y bienestar mental. Además, complacer a los demás puede llevarte a la extenuación y el agotamiento, ya que te estás cargando con más de lo que puedes soportar. Antes de aceptar más planes para otras personas, recuerda pensar en tus propias necesidades y establecer límites saludables.

6. Perfeccionismo: ¿Siempre te exiges trabajar hasta alcanzar la perfección? Cuando sientes que no eres valioso o lo suficientemente bueno, es posible que intentes perfeccionar todo a tu alrededor para crear una ilusión de éxito y logros. Sin embargo, dado que es imposible hacerlo todo perfectamente, es probable que te encuentres más estresado y abrumado, incluso hasta el punto de agotarte. Aunque es difícil admitirlo, recuerda que cometer errores es humano.

7. Dificultad para aceptar cumplidos: ¿Te sientes incómodo cuando alguien te elogia por un buen trabajo? Las personas con baja autoestima tienden a tener dificultades para aceptar cumplidos. Esto se debe a que su percepción de falta de valía contradice la retroalimentación positiva que reciben. Como resultado, pueden encontrarse incapaces de aceptar elogios o pensar que lo que se dice de ellos no es cierto. ¿Tienes dificultades para ver tu propio valor? Cuéntanos en los comentarios.

Deja un comentario